Unidad de Andrología

Los cambios sociales que vivimos han modificado nuestro hábito reproductivo y han  contribuido a que la esterilidad sea un problema frecuente con repercusión a distintos niveles. Los problemas de fertilidad afectan al 15% de las parejas en edad reproductiva y aproximadamente en el  50% de los casos, el origen reside en el factor masculino. Es posible que estas cifras vayan aumentando,  tanto por el retraso en la edad de concebir como por la influencia de factores tóxicos y medioambientales a los que el espermatozoide es especialmente sensible.

 

Causas de infertilidad masculina

 

La Unidad Especializada en Andrología de la UR HLA Vistahermosa está dedicada al estudio de la esterilidad de origen masculino, dando una respuesta personalizada e integral a cada paciente en el abordaje de su salud reproductiva. 

Es importante resaltar que un apropiado tratamiento se basa en un correcto diagnostico. Conocer la causa de la esterilidad es fundamental, ya que nos permitirá  indicar la mejor opción terapéutica.

Son múltiples los factores que pueden influir en la capacidad reproductiva del hombre. Entre ellos:

  • Edad avanzada 
  • Alteraciones hormonales, 
  • Alteraciones genéticas 
  • Infecciones. Varicocele
  • Factores inmunológicos 
  • Factores mecánicos (disfunciones sexuales)
  • Factores tóxicos, medicamentosos y laborales
  • Causa desconocida

 

Tratamiento de la esterilidad masculina

 

El objetivo de nuestros expertos es el tratamiento de la causa responsable de la esterilidad y conseguir una gestación espontánea. En algunos casos, existen limitaciones diagnósticas y terapéuticas que nos lo impiden, recurrimos entonces a las Técnicas de Reproducción Asistida (TRA)

Debemos analizar en profundidad los gametos que intervienen en un tratamiento de reproducción asistida. Lo primero que tenemos en cuenta en nuestro trabajo es que detrás de cada espermatozoide que estamos utilizando hay un paciente.

En el estudio del hombre no sólo son importantes los datos que aporta un seminograma convencional: recuento, movilidad, morfología y vitalidad espermática, sino que existen otras pruebas que aportan una mayor información de la capacidad fecundante del espermatozoide.

En las TRA los espermatozoides pueden proceder del eyaculado o del testículo. La recuperación de espermatozoides testiculares se realiza cuando éstos no existen en el eyaculado, lo que se debe  a una alteración en su producción  o a algún defecto del sistema que los transporta.

El recurso al donante de semen es la última opción, indicándose sólo en aquellos casos de imposibilidad de uso de espermatozoides del paciente.

Mismos sueños, más fuerza que nunca.

Más información