Inseminación artificial

Inseminación artificial

La inseminación artificial consiste en depositar los espermatozoides en el útero femenino para conseguir la fertilización del óvulo en el interior de las trompas de falopio, que es donde se suele producir de forma natural. Es un procedimiento muy sencillo, ampliamente utilizado en diversos desórdenes reproductivos, que se efectúa durante el corto periodo de duración de la ovulación, es decir, el de máxima fertilidad de la mujer, con el objetivo de desarrollar un embarazo a término y tener un bebé sano en casa.

El éxito de la inseminación artificial depende de la precisión con que se decida el momento óptimo en el que se depositan los espermatozoides en el fondo de la cavidad uterina. Para identificar el momento de la ovulación, nuestros ginecólogos realizan un seguimiento exhaustivo del ciclo de la paciente, mediante dos o tres controles ecográficos transvaginales. El grado de madurez de los folículos se va valorando con analíticas del nivel de estradiol en sangre, hormona producida en los folículos, responsable del crecimiento del útero, las trompas de Falopio y la vagina en la mujer.

Control de la ovulación

Generalmente se realizan ecografías a partir de 6º- 7º día después de que se inicie la menstruación para ir evaluando el tamaño de los folículos y cuántos se han desarrollado. En una función ovárica normal, las mujeres desarrollan un solo folículo por ciclo de los 8 ó 10 que empiezan a crecer. Cuando se inicia un tratamiento de inseminación artificial se induce el crecimiento de más folículos con una suave estimulación ovárica.

En mujeres con ovulación normal se puede realizar sin este tratamiento hormonal, pero con la estimulación ovárica las probabilidades de éxito aumentan considerablemente, ya que permite controlar mejor el ciclo y fomenta la receptividad del endometrio.

La estimulación ovárica se consigue gracias a la medicación hormonal en pequeñas dosis. El tratamiento consta de dos partes diferenciadas por el tipo de fármacos. Una primera en la que se administran hormonas del ciclo menstrual exógenas (FSH y LH), para provocar el desarrollo folicular, y una segunda en la que se induce la ovulación inyectando la hormona hCG. Las pautas de administración se prescriben en función de las características de cada paciente, y se pueden modificar a medida que transcurre el tratamiento en función de los resultados de los controles.

Capacitación de espermatozoides

Con estos controles personalizados en cada paciente y para cada ciclo se puede precisar con 48 horas de antelación la ovulación y programar el momento de la inseminación intrauterina. De esta forma sincronizamos el momento adecuado para que el varón aporte la muestra de semen, al que sometemos a un proceso de capacitación, seleccionando aquellos espermatozoides de mayor potencial de fertilización. Nuestro laboratorio de Andrología prepara la muestra de semen descartando los no viables, débiles o lentos.

Inseminación conyugal o de donante

La inseminación se denomina conyugal (IAC) si los espermatozoides proceden de la pareja, cuando los problemas de fertilidad masculinos no son de gran magnitud; o bien de donante (IAD) cuando encontramos problemas de infertilidad masculinos severos. En el caso de no tener pareja, o cuando la pareja sea del mismo sexo, se buscan donantes con características físicas similares a las de la  receptora o de la pareja femenina, con idéntico o compatible grupo sanguíneo.

Los donantes de las muestras de nuestro banco de semen son mayores de edad y anónimos, perfectamente estudiados para descartar cualquier patología congénita, genética o de transmisión sexual.

Intervención programada

Con todo programado, el día indicado se concierta la cita en nuestra Unidad de Reproducción del Hospital HLA Vistahermosa para llevar a cabo la inseminación utilizando un catéter muy fino como sistema de transporte, para colocar el semen en el interior del útero y que los espermatozoides se dirijan al óvulo para fecundarlo. La intervención no requiere hospitalización, es totalmente ambulatoria, indolora y no obliga a guardar reposo ni a suspender actividades cotidianas.

Eficacia

Nuestra tasa de embarazo acumulada después de 4 ciclos alcanza el 60% en inseminación artificial conyugal y el 80% con donante. Estos porcentajes pueden variar dependiendo de la edad de la paciente y de las condiciones específicas de cada mujer. En la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa cada caso es analizado personalmente en busca del mayor porcentaje de éxito.

Infórmate sin compromiso