Donación de embriones

Donación de embriones

La donación de embriones es un tratamiento de reproducción muy sencillo, con un alto porcentaje de éxito. Consiste en la adopción de embriones procedente de tratamientos previos que han culminado con éxito y han sido donados de forma anónima por parejas que ya han conseguido ser padres, para que otros pacientes logren desarrollar un embarazo evolutivo y tener un bebé sano en casa.

En algunos casos, estos embriones están crioconservados, ya que proceden de parejas que al quedar gestantes tras realizarse un ciclo de fecundación in vitro, nos autorizan a utilizarlos en otras pacientes que los necesiten.

Otras veces, estos embriones proceden de donantes de óvulos y de semen por lo que los embriones que transferimos son en fresco. En cualquiera de las dos alternativas se obtienen buenas tasas de éxito, pudiendo llegar al 90% tras dos ciclos en fresco.

Ventajas de la adopción embrionaria

  • No requiere de estimulación ovárica
  • La tasa de éxito es la misma independientemente de la edad de la mujer.
  • Puede aplicarse tanto en parejas herterosexuales, como en mujeres solas o parejas del mismo sexo.
  • Los embriones proceden de donantes de fertilidad comprobada y que previamente han sido exhaustivamente evaluados para descartar patologías psicológicas, físicas o hereditarias.
  • El coste económico es muy reducido con respecto a otros tratamientos, dado que el trabajo de laboratorio de FIV se limita a la descongelación y observación.

Pasos a seguir

  1. Preparación del endometrio. Este proceso tiene como objetivo la preparación del útero para la acogida del embrión o los embriones. El tratamiento consiste en administrar unos comprimidos orales o parches cutáneos de estrógenos hasta la transferencia y, posteriormente, unos óvulos vaginales de progesterona. El inicio del tratamiento hormonal se hace coincidir con la menstruación de la mujer, bien de forma natural o artificial en caso de ausencia de reglas. Es necesario llevar un control ecográfico para identificar el momento adecuado de la transferencia.
  2. Desvitrificación de embriones. Se descongelan los embriones procedentes del banco de embriones para su transferencia que se realiza el mismo día.
  3. Transferencia embrionaria. Esta intervención no requiere sedación, es un proceso indoloro en el que nuestros ginecólogos transfieren el o los embriones, usando un fino catéter y bajo control ecográfico, lo que permite ver la zona del útero más apropiada para depositarlos.
  4. Pronóstico. Transcurridos entre 12 y 14 días de la transferencia llega el momento de la confirmación o no del embarazo. Un análisis de sangre nos orientará sobre el pronóstico de la gestación, así como de la posibilidad de embarazo gemelar.

Eficacia

La donación de embriones, junto con la fecundación in vitro y la donación de óvulos, es uno de los tratamientos de mayor porcentaje de éxito, ya que alcanza el 90% tras dos ciclos. En general se transfiere un único embrión porque la tasa de éxito supera de largo el 50%, independiente de la edad de la mujer. El único requisito es tener un útero sano y buen estado de salud.

Infórmate sin compromiso





Nuestro equipo

SALOMÉ LÓPEZ GARRIDO

Directora Desarrollo de Negocio Corporativo
Dpto. Desarrollo Negocio Corporativo

ÁNGELA MURA

Comercial
Departamento Internacional