Eclosión asistida (Assisted hatching)

Eclosión asistida (Assisted hatching)

En determinadas ocasiones nos encontramos con casos de infertilidad sin causa aparente, ya que los progenitores no padecen ninguna patología que impida un embarazo de forma natural. Cuando se dan estas circunstancias hay estudiar al óvulo fecundado, que aún teniendo una buena calidad y adecuada morfología, puede presentar una membrana externa engrosada que dificulta la salida del embrión e impide su adhesión celular al útero, frenándose su evolución.

Al principio de su desarrollo el embrión está rodeado por una envoltura que se denomina zona pelúcida, de la que ha de salir entre el día 5 y 7 para implantarse en el endometrio del útero materno. Sin embargo, en algunas mujeres, sobre todo si son mayores de 35 años, la zona pelúcida del embrión puede presentarse muy dura e impedir que el embrión eclosione por sí mismo, lo que evitará su anidamiento y por lo tanto, no tendrá lugar la gestación.

Nuestros embriólogos examinan en el microscopio el nivel de grosor de la zona pelúcida del embrión en día 5, denominado estadio blastocisto, y abren un diminuto orificio justo antes de su transferencia al endometrio materno para facilitar su eclosión y conseguir la implantación. Con esta mínima punción también podemos extraer pequeñas imperfecciones que podrían alterar el desarrollo del embrión.

Para los profesionales de la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa la eclosión asistida es una herramienta fundamental en el fracaso repetido de implantación en diversos ciclos de fecundación in vitro y en tratamientos con óvulos congelados, dado el endurecimiento que presenta su membrana.

Tipos de hatching asistido

  1. Hatching mecánico. Con ayuda de una aguja se realiza una mínimo orificio en la envoltura del embrión para facilitar su salida e implantación.
  2. Hatching láser asistido. Tecnología que permite hacer un corte más limpio en la zona pelúcida para permitir la salida del embrión y su anidamiento.
  3. Hatching químico. Utiliza una mezcla ácida especial que consigue desgastar poco a  poco el cascarón que envuelve al embrión.

La realización de esta técnica se decide en cada caso individual, teniendo en cuenta todas las características y exámenes de la pareja, y se aplica solo con el consentimiento de los pacientes.

Infórmate sin compromiso





Nuestro equipo

BERNARDO FERNÁNDEZ MARTOS

Enfermero. Coordinador de Enfermería. Miembro de la Sociedad Española de Fertilidad.
Enfermería

JUAN MANUEL MORENO

Biólogo. Embriólogo. Director del Laboratorio de Embriología
Laboratorio

Mismos sueños, más fuerza que nunca.

Más información