Síndrome de Ovarios Poliquísticos

UNIDAD ESPECIALIZADA EN SÍNDROME OVÁRICO POLIQUÍSTICO 

El síndrome ovárico poliquístico (SOP) es una afección común causada por un desequilibrio de las hormonas reproductivas que genera problemas en los ovarios. El óvulo de una mujer con síndrome de ovario poliquísitico puede no desarrollarse o no desprenderse durante la ovulación como debería, lo que impide la gestación.

El Síndrome de Ovario Poliquístico es una de las causas más comunes de infertilidad en mujeres y para su tratamiento tratada disponemos de una unidad especializada. Los síntomas responden a retrasos en la menstruación, períodos menstruales irregulares o períodos muy separados, aumento de peso, niveles altos de colesterol en sangre, presión sanguínea elevada, resistencia a la insulina y diabetes. 

Diagnóstico y tratamiento

Padecer Síndrome de Ovario Poliquístico no implica que no se pueda lograr el embarazo. 

El diagnóstico combina el historial clínico, un examen físico, ecografías y análisis de sangre. En la ecografía, muchas mujeres con síndrome de ovario poliquístico muestran ovarios de tamaño mayor al habitual con muchos quistes pequeños. Los análisis en sangre pueden mostrar niveles elevados de azúcar, colesterol u hormonas masculinas en sangre.

El diagnóstico y las circunstancias de cada paciente revelará las distintas opciones de tratamiento: 

  • Bajar de peso ayudar a regularizar tu ciclo menstrual y mejorar tu fertilidad
  • Medicamentos que provoquen la ovulación bajo el riguroso control de nuestros especialistas, evitando una respuesta excesiva que podría aumentar el riesgo de un embarazo múltiple. 
  • Fertilización in vitro en caso de que otros tratamientos no funcionasen. Este tratamiento ofrece mayores tasas de embarazo con la transferencia de un único embrión, y un mejor control sobre el riesgo de tener mellizos o trillizos
  • Cirugía, recomendada únicamente cuando las otras opciones no generan resultados. En las mujeres con síndrome de ovario poliquístico la capa exterior de los ovarios se vuelve más gruesa lo que puede estar relacionado con la anulación de la ovulación espontánea. La incisión ovárica es una intervención en la que se realizan varias “perforaciones” en la superficie del ovario mediante láser para restablecer la ovulación durante un corto periodo de tiempo que oscila entre las 6 y 8 semanas

Mismos sueños, más fuerza que nunca.

Más información