Síndrome de Folículo Vacío, un reto para parejas y ginecólogos

ALUMNOS XIX MASTER EN MEDICINA Y GENÉTICA REPRODUCTIVAS
Abraham Zavala García
Beatriz Lozano Moreno

El objetivo de los ciclos de fecundación in vitro (FIV) es conseguir ovocitos que posteriormente puedan ser fecundados. El síndrome del folículo vacío (SFV) se define como un ciclo de estimulación ovárica con desarrollo adecuado y niveles hormonales normales en el que no se capta ningún ovocito en el momento de la punción/aspiración ovárica. 

Normalmente se desarrolla un folículo que contiene un ovocito y la pared del folículo se une mediante células de la granulosa al ovocito. Al culminar el proceso de estimulación, se administra una dosis de gonadotropina coriónica humana (hCG) para concluir la maduración folicular. No obstante, cuando esta maduración no es adecuada, el ovocito no se despega de la pared folicular y no es aspirado.

¿Qué puede ocasionar esta condición? Puede estar implicada una maduración final inadecuada. Sin embargo, se pueden observar casos recurrentes de este síndrome, por lo que podrían estar implicados otros factores. Entre ellos se incluyen: edad avanzada, baja reserva ovárica, obesidad, metabolismo hormonal inadecuado y predisposición genética.

El SFV no es frecuente, ya que ocurre entre <1 y 7% de los ciclos FIV. Alrededor de un tercio de las mujeres diagnosticadas con SFV abandonan sus tratamientos de reproducción asistida. Se estima que el riesgo de recurrencia de SFV se encuentra entre 15 y el 57%.

¿Cómo saber si una mujer padece SFV? Lamentablemente esta entidad sólo se puede diagnosticar tras no conseguir ovocitos en el momento de la punción ovárica. Aunque no exista tratamiento definitivo de SFV, se pueden tomar ciertas medidas de prevención, especialmente en pacientes con antecedente, como son comprender adecuadamente las instrucciones de inyección de medicamentos, doble dosis de hCG para maduración, repetir ciclo con distintos medicamentos, aspirar el mismo folículo dos veces o programar una segunda punción ovárica dentro del mismo ciclo. 

A pesar de que el SFV es una condición infrecuente, su presencia puede ser causa de gran frustración y ansiedad, tanto para parejas como para médicos por la carga emocional y económica que conlleva. Por ello es importante recordar que existen muchos casos en los que se presentó el SFV inicialmente, y en ciclos siguientes se consiguieron ovocitos e incluso embarazos que resultaron en recién nacidos sanos.