Ser madre en edad avanzada es hoy un sueño hecho realidad

ARTICULO DE OPINIÓN – DR. JOSÉ JESÚS López Gálvez

La infertilidad es una enfermedad que influye en la salud psíquica de las parejas, afección que conocemos bien los especialistas que tratamos con personas que sufren profundamente esta situación y con valentía se enfrentan a ella. La medicina reproductiva ha avanzado notablemente, generando innovadores tratamientos combinados con avanzados estudios genéticos. Esta alianza es la que nos permite resolver diagnósticos de infertilidad derivados de la edad avanzada en la mujer. 

El ser humano, en comparación con otras especies animales, tiene un bajo potencial reproductivo. La fecundidad mensual máxima de una pareja de menos de 30 años es inferior al 30%. Asimismo, la edad de los progenitores es un factor determinante de la tasa de fecundidad, siendo máxima a los 24 años en la mujer, y entre los 24 y 25 en el varón. Debe advertirse a las parejas con deseo reproductivo que la fertilidad femenina comienza su declive a partir de los 35 años, siendo muy significativo el descenso a partir de los 40.

El retraso de la maternidad se ha establecido como un fenómeno común en la sociedad actual, como resultado de factores sociales, educacionales, económicos y culturales. La edad se reconoce hoy como el factor que más afecta a la fertilidad de la pareja. Detrás de una avanzada edad reproductiva está la disminución de la reserva ovárica. A medida que avanza la edad, las posibilidades de embarazo disminuyen por el deterioro de la calidad ovocitaria. El envejecimiento del sistema reproductor genera alteraciones cromosómicas en los óvulos que derivan en un aumento de las tasas de abortos espontáneos. La edad hace ineficaz al óvulo, impidiendo completar la primera división meiótica normal y tal vez comenzar en forma adecuada a la segunda meiosis. Esto da lugar a embriones con un desequilibrio cromosómico suficientemente serio como para impedir la evolución del embarazo. 

El aborto es la complicación más frecuente, y siempre una experiencia angustiosa para las parejas que tratan de concebir un hijo durante tiempo; sufrir dos o más es sumamente devastador y traumático. Padecer abortos espontáneos es signo de alerta que indica que se debe consultar con un especialista en fertilidad para tratar de resolver el problema.

Tratamientos “estrella”

Tener el número correcto de cromosomas es el factor más importante para que una transferencia de embriones sea exitosa, y la mayor garantía de lograr el nacimiento de un bebé sano. Esta es una máxima en la Unidad de Reproducción de la Clínica HLA Vistahermosa.

La genética reproductiva ha desarrollado nuevas técnicas para evaluar la normalidad cromosómica embrionaria. Es el caso del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), test que analiza y detecta las posibles anomalías cromosómicas en los embriones que los hacen inviables. 

En este tipo de fecundación in vitro implica el trabajo conjunto de nuestros especialistas en medicina y genética reproductiva, apoyados de avanzada tecnología para el análisis y la selección del “embrión perfecto”, capaz de alcanzar el éxito de la técnica y lograr el ansiado embarazo evolutivo a término; el gran sueño de nuestros pacientes.

La fecundación in vitro con biopsia embrionaria no invasiva permite identificar los embriones cromosómicamente normales con los que es posible obtener buenos resultados en menor tiempo, circunstancia sumamente importante para la salud emocional psíquica de las parejas.

Otro camino abierto para estas parejas con embriones anómalos, o incluso aquellas sin reserva ovárica, es la donación de ovocitos. Los excelentes resultados que ofrece esta técnica de reproducción asistida abren un amplio abanico de posibilidades al colectivo femenino, resolviendo los deseos de maternidad de muchas personas. 

La fecundación in vitro con óvulos de donante permite conseguir la gestación a cualquier mujer, independientemente de su edad, de la ausencia de ovarios o del funcionamiento de éstos. El proceso es sencillo y la experiencia suele ser muy favorable, con una alta tasa de éxito cercana al 70%. Los óvulos donados por una mujer joven, sana y fértil hacen posible que otra mujer alcance el sueño de ser madre. A día de hoy la ovodonación, se ha convertido en una de las técnicas más utilizadas en reproducción asistida, equiparándose incluso a la Fecundación In Vitro con óvulos propios.

La Unidad de Reproducción Vistahermosa de Alicante suma más de 35 años de experiencia en tratamientos de reproducción asistida con un departamento propio de Genética, siendo desde más de 20 años un centro docente universitario en ambas disciplinas de la medicina reproductiva. Acudir a nosotros significa apostar por una asistencia de expertos con tecnología de vanguardia. Supone elegir transparencia, calidad, profesionalidad con los menores costes y las mayores facilidades de financiación. 

VER LA NOTICIA

¿Quieres conocernos? ¡Más de 35 años fomentando la vida!