Fallos de Implantación Embrionario y Abortos de Repetición

Unidad especializada en Fallo de Implantación y Aborto de Repetición

En algunas ocasiones tenemos embriones de buena calidad y sin embargo no se logra un embarazo viable debido a fallos repetidos de implantación. En otros casos conseguimos el embarazo pero no es evolutivo debido a los abortos de repetición. 

Para abordar estos problemas reproductivos nuestro centro de fertilización cuenta con la unidad especializada en Fallo de Implantación y Aborto de repetición, donde se aplican pruebas específicas para diagnosticar la causa de estos casos complejos relacionados con patologías no habituales e infertilidad de origen desconocido.

El estudio de las causas del aborto de repetición (AR) está dirigido a pacientes con pérdida de dos o tres gestaciones consecutivas antes de la semana 20 de gestación, siendo el peso fetal menor o igual a 500 gr, individualizando cada caso y considerando distintos factores como la edad de la mujer, las circunstancias que rodean las pérdidas gestacionales tempranas, o los antecedentes personales y familiares, entre otros.

Causas genéticas y tratamiento

Las causas fundamentales relacionadas con el AR responde a factores genéticos y al síndrome antifosfolípido. Las anomalías genéticas y las alteraciones cromosómicas en el embrión suponen el 50% de los abortos. La edad materna es la causa de infertilidad más habitual, ya que a mayor edad menor calidad y cantidad de ovocitos. 

La Unidad e Reproducción HLA Vistahermosa realiza el estudio del embrión con el avanzado Diagnóstico Genético preimplantacional, así como el análisis de los cromosomas para capacitarlos y seleccionar los óptimos o la capacidad de implantación de la mujer para el desarrollo del embarazo a término.

El Test Genético Preimplantacional es el conjunto de técnicas de última generación en las que se realiza un estudio genético del embrión antes de su implantación al útero materno, con el objetivo de seleccionar aquellos embriones libres de alteraciones cromosómicas. 

Los cariotipos del hombre y la mujer se emplean para averiguar si existe alguna alteración estructural en alguno de los cromosomas que predisponga al aborto. En el varón se realizan pruebas como FISH, que permite la visualización, distinción y estudio de los cromosomas y las anomalías que puedan presentar, así como de fragmentación del ADN espermático.

En la mujer el análisis de imagen a través de histerosalpingografías, ecografías o histeroscopias para el estudio de la anatomía del útero permite descartar o diagnosticar la presencia de malformaciones como cavidad uterina dividida en dos partes por un tabique central, miomas, pólipos, fibromas, adherencias en el tejido cicatricial o la insuficiencia cervical, que se produce cuando el cuello del útero es incapaz de soportar el embarazo, abriéndose de forma prematura y provocando la pérdida.

Causas inmunológicas y tratamiento

Otra de las causas de los abortos de repetición están relacionadas con las alteraciones en el sistema inmunológico de la madre que provocan una respuesta anómala durante el embarazo y atacan al feto al considerarlo un cuerpo extraño. 

Durante la gestación se inicia en el cuerpo de la mujer la implantación y el crecimiento de un ser distinto, fruto de la dotación genética de la madre y del padre. En ocasiones la tolerancia materna puede verse alterada y poner en riesgo el desarrollo del feto. Es importante que se produzca un estado de tolerancia entre los sistemas inmunitarios de la madre y del embrión para que el embarazo evolucione satisfactoriamente

El síndrome antifosfolípido provoca alteraciones en la coagulación de la sangre materna que impiden la formación de la placenta o el desarrollo del feto, lo que exige un abordaje multidisciplinario médico-obtétrico, así como una intervención terapéutica basada en la combinación del ácido acetil salicílico y las inyecciones de heparina de bajo peso molecular. 

Su tratamiento se verá asociado a las características de la paciente y la patología asociada. La solución médica a estos problemas inmunológicos que provocan un fallo de implantación embrionario es muy compleja. Los diferentes factores que impidan una buena implantación, deben ser valorados en su conjunto y de forma personalizada. Nuestra unidad especializada en Inmunología Reproductiva estudia los mecanismos metabólicos, inmunológicos y endocrinos que intervienen en esta decisiva fase del embarazo y posteriormente buscan el tratamiento idóneo para cada pareja

Los actuales avances médicos, biológicos y tecnológicos nos ayudan a identificar las causas de los abortos de repetición para aplicar el tratamiento adecuado y conseguir que nuestros pacientes vean cumplido su sueño de ser padres.

Mismos sueños, más fuerza que nunca.

Más información