Sala de Prensa

El sueño de ser madre en edad avanzada ya es realidad gracias a los últimos avances alcanzados por la Medicina Reproductiva

Publicado en Sala de Prensa

La preservación de la fertilidad y la genética reproductiva centran las I Jornadas Científicas del Grupo UR organizadas por la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa

Es un hecho probado que las mujeres a partir de los 35 años empiezan a perder de forma progresiva el potencial reproductivo. La reserva ovárica empieza a descender y, aunque se sigue ovulando cada mes, tanto la cantidad como la calidad de los ovocitos va mermando. Pero hoy día el retraso de la maternidad es un hecho. Según los datos que se dieron a conocer en el último Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), en España el 70% de las mujeres de 35 años no tienen hijos.

Con esta controversia instalada en nuestra sociedad la buena noticia es que los avances de la Medicina Reproductiva pueden solucionar ese problema, porque hoy día es posible tener un bebé sano en casa en edad avanzada gracias a las técnicas de vitrificación de óvulos, preservando tu fertilidad en edad fértil o por ovodonación.

Los directores médicos de las unidades de reproducción del Grupo UR: UR HLA Vistahermosa (Alicante), UR HLA La Vega (Murcia), UR HLA El Ángel (Málaga), UR HLA Universitario Moncloa (Madrid), UR IMED (Valencia), UR HLA Inmaculada (Granada), UR HLA Mediterráneo (Almería), UR HLA Hospital Puerta del Sur (Jerez) y UR HLA Montpellier (Zaragoza), así representantes del centro de fertilidad de Managua (Nicaragua) se reunieron en las I Jornadas Científicas que celebró el Grupo UR en Alicante para exponer conferencias y debates en torno a los últimos avances en reproducción asistida que han apuntado tanto a la preservación de la fertilidad como a los nuevos diagnósticos que ofrece la genética reproductiva, que representan una indiscutible aportación para elevar las tasas de éxito.

“El sueño de ser madre en edad avanzada ya es realidad. Hoy la mujer puede planificar el momento idóneo para ser madre si por motivos laborales, económicos o personales, decide retrasar su maternidad”, asegura el doctor José López Gálvez, director de la UR HLA Vistahermosa y presidente del Grupo UR. “Mención a parte merecen los pacientes, mujeres y hombres, que padecen patologías por las que han de verse sometidos a tratamientos agresivos que comprometen su fertilidad, como son los diagnósticos oncológicos, patologías autoinmunes, trasplantes de médula o endometriosis, que disminuyen notablemente la fertilidad e incluso pueden provocar su pérdida irreversible”, añade el especialista.

El doctor Miguel Barea, director de la Unidad de Reproducción IMED de Valencia señala que, “sin embargo en el campo reinan la desinformación y las malas creencias”, subrayando que “uno de los datos registrados más importantes es que el 30% de las mujeres cree que la fertilidad disminuye cuando se llega a los 40 años y no es verdad, por lo que no se plantean la necesidad de conservar su óvulos en edad fértil y cuando deciden quedarse embarazadas se tropiezan con serios problemas de infertilidad”.

El director de la Unidad de Reproducción HLA Inmaculada de Granada, el doctor Luis Martínez, también presidente de la SEF incidió en la necesidad de poner en marcha campañas de concienciación sobre los problemas de fertilidad e informar sobre las técnicas y procedimientos de reproducción asistida que ayudan a prevenirla. Según el especialista “se informa poco sobre la posibilidad de congelar óvulos, que es la mejor garantía para tener hijos en edad avanzada”, e indica que “los mismos médicos de familia podrían informar a sus pacientes ya que son quienes les atienden con más regularidad”.

Los importantes avances de la Medicina Reproductiva ayuda a las mujeres a ser madres en edad avanzada. En las I Jornadas Científicas del Grupo UR se concluyó que es fundamental que las mujeres jóvenes obtengan información objetiva y veraz sobre las técnicas de reproducción asistida que pueden conservar su fertilidad para cuando deseen buscar el embarazo, porque el tiempo corre en su contra, y a partir de los 35 años su reserva ovárica va disminuyendo progresivamente, lo que afectará a la cantidad y la calidad de sus óvulos.

Archivos Adjuntos

    Deja un comentario