Sala de Prensa

El deterioro de la salud reproductiva lleva a 1 de cada 5 españolas a necesitar ayuda médica para ser madre

Publicado en Sala de Prensa

Los profesionales de la Unidad de Reproducción HLA advierten que tanto la edad, como los tóxicos ambientales y el estrés habitual son serias razones de infertilidad femenina y masculina

El porcentaje de hombres y mujeres con problemas para poder tener un hijo cada vez es mayor. Según un reciente comunicado difundido por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) “ya son una de cada cinco las españolas que necesitan ayuda médica para conseguir ser madre”. Las principales causas apuntan en el caso de las mujeres la búsqueda del primer embarazo muy tarde, cuando su reloj biológico no está en consonancia con el laboral-sociológico-cultural y al deterioro de la fertilidad del varón.

La mujer tiene un periodo de vida fértil más reducido que el hombre. El momento de máxima fertilidad femenino es a los 20-30 años, a partir de ahí, poco a poco, la fertilidad va bajando, hasta que se produce una primera caída de la calidad de los óvulos a los 35 años. A los 37 años vuelve a producirse un nuevo empeoramiento, y cuando se llega a los 40 años la calidad de sus gametos cae en picado y la carga genética del óvulo está mucho más alterada.

El director de la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa, el doctor José López Gálvez, subraya que “debemos insistir en lanzar información y campañas que adviertan a las mujeres de cómo influye el paso del tiempo en su fertilidad para que puedan programar a tiempo el momento en qué decidan ser madres sin encontrar obstáculo alguno. Es necesario que se informen sobre las actuales técnicas y procedimientos que les ofrece la Medicina Reproductiva en el caso de que decidan o necesiten postergar el momento de formar una familia”.

Tóxicos y estrés

Asimismo, otra de las razones que impide la consecución del embarazo o la producción de abortos son las alteraciones hormonales derivadas de los tóxicos ambientales que nos rodean: dioxinas, disruptores endocrinos, plásticos, pesticidas, bisfenol-A, ftalatos, parabenos y un largo etcétera de sustancias que ingerimos con la comida y la bebida, y que absorbemos por piel y la respiración. Son hormonas sintéticas que desplazan a las hormonas naturales del sistema endocrino y que producen un desequilibrio hormonal que se manifiesta con la aparición de trastornos del ciclo menstrual e impiden la concepción natural y la evolución a término de la gestación.

Otra razón por la cual cada vez hay menos bebés, es por el nivel de estrés al que estamos sometidos, un estrés sostenido en el tiempo que hemos normalizado y al que nos hemos habituado. Se ha demostrado que esta forma de vida es altamente tóxica para las células de nuestro organismo y por ello responsable de alteraciones hormonales, bioquímicas, enzimáticas e inmunológicas.

Esta relación de causas que derivan en distintos tipos de patologías en las que se ve implicado un desequilibrio de las hormonas femeninas no hace sino constatar la importancia de que la mujer se someta a revisiones ginecológicas periódicas, incluso tras la menopausia, para detectar posibles alteraciones hormonales en su organismo.

Los profesionales de la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa de Alicante te informan y asesoran sobre el tratamiento más adecuado para tu situación. Te ofrecemos atención personalizada con la máxima comodidad, tranquilidad y confianza.

Puedes encontrarnos en el teléfono 965 269 146 o rellenando el formulario de contacto de nuestra web

En la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa fomentamos la vida.

Deja un comentario