Sala de Prensa

Entre el 30% y el 40% de mujeres que presentan infertilidad padecen endometriosis

Publicado en Sala de Prensa

Técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial, la fecundación in vitro, la ovodonación o la vitrificación son una solución efectiva para conseguir el embarazo

La endometriosis es una enfermedad ligada a problemas de fertilidad. Las mujeres con sospecha o diagnóstico de endometriosis deben ser orientadas en la consulta ginecológica sobre los riesgos que implica esta enfermedad en relación a actuales o futuros deseos de ser madres.

Es un problema benigno, pero crónico caracterizado por el crecimiento anormal de tejido endometrial, que es el que recubre el útero, en otras localizaciones fuera de la cavidad uterina. Puede aparecer en los ovarios de la mujer y causar un tipo de quistes llamados endometriomas y también puede localizarse en las trompas de Falopio. Como consecuencia se produce una disminución de la reserva ovárica, alteración de los ciclos menstruales y empeoramiento inmunológico que afecta negativamente a la implantación embrionaria en el útero.

Aproximadamente, entre el 30% y 40% de las pacientes con endometriosis presentan problemas para conseguir el embarazo natural. Por consiguiente son muchas las mujeres afectadas que necesitan un tratamiento de reproducción asistida cuando desean quedar embarazadas.

A día de hoy se desconoce la causa de la endometriosis, pero existen evidencias de que en su desarrollo influye un componente hereditario, inmunológico y endocrino relacionado con las hormonas del ciclo menstrual. “La endometriosis es una enfermedad que se complica progresivamente con la edad, por lo que es muy importante detectarla en edad fértil temprana y conocer el grado de gravedad para saber qué tratamiento es el adecuado”, asegura el doctor José López Gálvez, director de la Unidad de Reproducción Vistahermosa y del Grupo UR.

Aunque su diagnóstico es complejo por la usencia de síntomas en casi el 50% de los casos, el doctor López Gálvez indica que “se puede identificar mediante una ecografía que muestra la formación quística en los ovarios o bien con una resonancia magnética nuclear en los casos de endometriosis profunda y afectación del recto.

El director de la Unidad de Reproducción del Hospital HLA Vistahermosa explica que cuando la endometriosis afecta al ovario entorpece el desarrollo tanto el normal de los folículos, como la maduración de los ovocitos, e incluso pueden impedir la ovulación. Mientras que cuando aparece en las trompas uterinas, obstaculiza la permeabilidad tubárica, imposibilitando el paso del óvulo a través de la trompa cuando es liberado del ovario, por lo que no se fecunda ni llega al útero.

Además, argumenta el especialista, la causa de la infertilidad también puede ser debida a alteraciones del sistema inmune, en el caso de que los anticuerpos IgG e IgA, y los linfocitos estén aumentados en sangre, lo que puede afectar a la receptividad endometrial y a la implantación embrionaria. Por otra parte, el aumento de células que forman el sistema autoinmune producen un efecto tóxico sobre los espermatozoides y el óvulo y esta alteración provoca que se identifique al espermatozoide y al óvulo como células extrañas y se las ataque.

Técnicas de reproducción en función del grado de endometriosis

Si el embarazo no llega después de una cirugía y tras haberlo intentado durante un año, las técnicas de reproducción asistida son una esperanza para conseguir la maternidad. La Unidad de Reproducción Vistahermosa personaliza cada tratamiento en función del grado de endometriosis que se padezca y según se presente su evolución.

  1. Inseminación artificial y estimulación ovárica en pacientes jóvenes con grado I y II de endometriosis.
  2. Fecundación in Vitro (FIV), pacientes con una afectación tipo III y IV. Es la técnica que más posibilidades ofrece, sobre todo si las trompas se ven afectadas.
  3. Ovodonación, pacientes con una endometriosis grave, tras varios ciclos de FIV fallidos. Hay casos el acceso a los ovarios para la punción ovárica es imposible por las múltiples adherencias, y otros en los que la reserva ovárica es muy baja.
  4. Vitrificación de óvulos. Al tratarse de una enfermedad progresiva, se recomienda a las mujeres diagnosticadas de endometriosis que criopreserven sus óvulos lo antes posible si desean tener hijos en un futuro. De esta manera conseguirán que la calidad de los óvulos no disminuya y el tratamiento de FIV sea más exitoso. Además es importante señalar que la reserva ovárica también se ve afectada por la endometriosis y puede presentarse menopausia precoz.

Archivos Adjuntos

    Deja un comentario