Embarazo: un periodo de cambios físicos y hormonales que te preparan para ser madre

Cuando sabes que vas a ser madre, todo en tu vida empieza a cambiar. Emocionalmente te invaden diferentes sentimientos de ilusión y felicidad, pero también de incertidumbre ante las nuevas responsabilidades que implica la llegada de un bebé. Físiológicamente el cuerpo de la mujer experimenta propios de la evolución del embarazo con síntomas que, según la persona, se presentan de forma evidente o sutil.

La ausencia de la menstruación es el primer síntoma que indica el embarazo, a partir de aquí la revolución hormonal provoca otros que se van sucediendo a lo largo de las etapas de la gestación.

Primer y segundo mes de gestación:

  • Con el inicio del embarazo se produce un aumento de niveles hormonales, esta es la causa del aumento de tamaño y sensibilidad de los senos.
  • También aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos en el cuerpo, por lo que los riñones procesan un mayor flujo de líquidos y la orina será frecuente.
  • Las náuseas y los vómitos suelen aparecer después del primer mes, aunque algunas mujeres pueden empezar a sentirlas antes y otras nunca las experimentan. Generalmente es un indicativo de que las hormonas del embarazo tienen niveles muy elevados. Otra razón apunta al aumento del sentido y el olfato, y cualquier olor o sabor provoca sensación de asco o rechazo.
  • La somnolencia y agotamiento se atribuye al aumento acelerado de los niveles de progesterona en las primeras etapas del embarazo.
  • Los cambios hormonales causan hinchazón abdominal semejante a los del periodo premenstrual.
  • Durante el embarazo se producen y liberan diversas hormonas para generar un entorno propicio para el desarrollo y crecimiento del bebé, para el parto, así como también para preparar a la mujer física, psíquica y emocionalmente para su nuevo rol de madre. Esta revolución hormonal provoca cambios de humor, que aparecen sin ninguna lógica particular, inestabilidad emocional y mayor sensibilidad.

Tercer mes, síntomas más visibles.

  • El final del primer trimestre abarca de la semana 9 a la 12 de gestación y es una etapa de grandes cambios. El feto ya casi ha completado su desarrollo y empieza a crecer. Los síntomas en la mujer son más visibles, pues comienza a notarse el aumento del vientre y de los senos.
  • La sensación de náuseas y vómitos disminuye progresivamente, manteniéndose síntomas gastrointestinales de ardor y reflujo. Esto se debe a que la producción hormonal de las primeras semana, que hace que el sistema digestivo actúe más lentamente, lo que genera estreñimiento.
  • La distribución del volumen corporal irá variando con el paso de las semanas y el cambio del volumen sanguíneo provoca cansancio y puede aumentar la pesadez en las piernas.
  • Es normal tener un aumento de peso entre 1 y 2 kg aproximadamente, por lo que puede que sea necesario comenzar a usar ropa premamá y empiezan a darse molestias abdominales por el estiramiento de la placenta y de los músculos de la pelvis.
  • Los cambios en la piel también se hacen más visibles, aumentando la pigmentación a nivel abdominal, zona del ombligo, periné o muslos. También puede darse aparición de acné, en estos casos debes evitar el uso de producto como isotretinoína ni tetraciclina para lavarte la cara, no son seguros y pueden provocar defectos congénitos en el embarazo.

UR HLA Vistahermosa, más de 35 años fomentando la vida

Los profesionales de la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa te asesoran sobre el tratamiento más adecuado para ser mamá y formar una familia.

El centro se encuentra ubicado en la Clínica HLA Vistahermosa, un entorno hospitalario que aporta seguridad y confianza a nuestras pacientes, sintiéndose más tranquilas y perfectamente atendidas las 24 horas.

Para solicitar una primera consulta gratuita con un especialista, te atenderemos en los siguientes teléfonos: 965 269 146606 229 399611 141 576; o bien puedes rellenar el formulario de contacto aquí.

Mismos sueños, más fuerza que nunca.

Más información