Fecundación In Vitro (FIV)

FIV Fecundación In Vitro

En el proceso de la fecundación in vitro es necesario que los óvulos maduros que generemos (mediante hiperestimulaciòn) en tu ovario, sean extraídos y ya en el laboratorio serán fecundados por los espermatozoides de tu pareja o donante. A partir de este momento necesitaremos cultivar, entre tres y cinco días, los embriones obtenidos hasta que determinemos el momento de hacer la transferencia. Los embriones elegidos (un máximo de tres), serán depositados en el interior de tu útero para que continúen su desarrollo.

El resto de embriones que se consideren viables serán crioconservados para utilizarlos posteriormente en otro ciclo que queráis haceros, aunque también podéis donarlos a otras parejas o cederlos a la investigación o destruirlos, tal y como marca la Ley Española sobre Técnicas de Reproducción Asistida.

En el caso de necesitar un semen de donante para esta técnica, debes saber que todos ellos son mayores de edad, se seleccionan en función del grupo sanguíneo y características fisiológicas de la persona que lo solicita, asumen el anonimato y están perfectamente estudiados para descartar cualquier patología congénita, genética o enfermedad de transmisión sexual.

El éxito de la fecundación in vitro depende en gran medida de la edad de la mujer, del número y calidad de los óvulos obtenidos, de la muestra de semen y del desarrollo de los embriones. En general, la tasa de embarazo por ciclo se encuentra entre 40% y 65%, aunque en pacientes menores de 35 años esta cifra supera el 70%.

¿Más info?

Puedes llamarnos al telefono +34 965 269 146.
También puedes escribirnos utilizando nuestro formulario de contacto

Subir