Sala de Prensa

Las nuevas técnicas de selección de espermatozoides de calidad elevan las tasas de éxito y evitan abortos

Publicado en Sala de Prensa

El director gerente del Instituto Vasco de Fertilidad, Yosu Franco, expuso en el Master de Medicina y Genética Reproductivas los actuales

procedimientos que se emplean cuando existe una patología masculina

Yosu Franco_Instituto Vasco de Fertilidad_reproducción asistida alicante_ur clinica vistahermosa_abril 2017La fragmentación del ADN espermático se presenta como un nuevo parámetro de calidad seminal. Hoy día existe mucha controversia en torno a la importancia de su estudio, así como de la influencia que puede tener en las tasas de fecundación, implantación, embarazo, aborto y calidad embrionaria.

Este tema fue abordado por el director gerente del Instituto Vasco de Fertilidad, Yosu Franco, en su ponencia “Selección espermática. ¿Realmente es efectiva?” impartida a los alumnos del Máster de Medicina y Genética, organizado conjuntamente por la Cátedra de Biomedicina Reproductiva Clínica Vistahermosa, el Área de Biología Celular de la Facultad de Medicina y las Unidades de Reproducción y Genética del Hospital Clínica Vistahermosa de Alicante.

Franco aseguró que cuando hay una patología masculina “la selección espermática es fundamental para obtener calidad seminal y conseguir un embrión óptimo evitando así el aborto”. Expuso que las nuevas técnicas empleadas para seleccionar los mejores espermatozoides son determinantes para elevar las probabilidades de éxito, ya que “el índice de alteraciones cromosómicas desciende al pasar por columnas de anexina, procedimiento que consigue eliminar aquellos espermatozoides que tienen el ADN fragmentado, permitiendo que la fecundación se realice con esperma de alta calidad”.

Según indicó el especialista, la morfología, el estado del ADN y la existencia en la membrana celular de marcadores que determinan la Yosu Franco_Instituto Vasco de Fertilidad_reproducción asistida alicante_UR HLA vistahermosa_abril 2017madurez espermática, son factores que definen la calidad espermática más allá de su movilidad. Franco señaló también la electroforesis que permite la selección de los espermatozoides en base a su electronegatividad y tamaño de su genoma; la observación de la birrefringencia que presenta el espermatozoide con luz polarizada; el método picsi, útil en pacientes que tienen buena movilidad de los espermatozoides pero presentan alta fragmentación de ADN, y la imsis, técnica que se realiza con un microscopio electrónico que permite observar los espermatozoides con 6.600-12.000 aumentos y poder determinar su correcta morfología: cabeza ovalada, la cola recta, el núcleo fijo y color transparente.

Todas estas técnicas están indicadas para la realización de una ICSI (Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides) cuando existe un factor masculino con baja calidad seminal, ADN espermático fragmentado en alto porcentaje, o fracaso en anteriores procedimientos de reproducción asistida con mala calidad embrionaria y abortos.

Archivos Adjuntos

    Deja un comentario