Sala de Prensa

La vitrificación de óvulos permite a la mujer ser madre después del cáncer

Publicado en Sala de Prensa

Con esta técnica, una vez superada la enfermedad, se podrá afrontar un embarazo sin que la capacidad reproductiva se vea afectada

La tasa de éxito de este procedimiento alcanza el 97%, similar a la de ovocitos en fresco

Una de las mayores preocupaciones de una mujer diagnosticada de cáncer es si algún día tendrá la posibilidad de ser madre biológica. Los tratamientos oncológicos disminuyen notablemente la fertilidad, incluso pueden provocar su pérdida irreversible. Años atrás no existía posibilidad, sin embargo hoy, gracias a los grandes avances que se han dado en la Medicina Reproductiva, existen tratamientos que consiguen devolver la esperanza de ser madre a mujeres que en edad fértil superan la enfermedad.

Según el director de la Unidad de Reproducción Vistahermosa, José López Gálvez, “los oncólogos han de ofrecer una adecuada información a las mujeres que padezcan un cáncer como el de mama, que es el más frecuente en edad fértil, acerca de los tratamientos de reproducción asistida que se encuentran a su alcance con el objetivo de que puedan preservar su fertilidad y no abandonar la esperanza de tener hijos. De esta manera, y una vez superada la enfermedad, podrán afrontar un embarazo sin que la calidad de sus óvulos, y por lo tanto su capacidad reproductiva, se vea afectada”.

El especialista explica que el procedimiento más avanzado para conservar la calidad de los óvulos es la vitrificación de gametos. Esta técnica, que se conoce como criopreservación, consiste en la congelación ultrarrápida de los gametos con sustancias crioprotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196º. “La principal ventaja de este proceso respecto a la congelación tradicional es que se evita la formación de cristales de hielo que pueden dañar el óvulo, obteniendo inmejorables resultados clínicos que rondan el 97%, similares a los ovocitos en fresco”.

Aunque la vitrificación se diseñó para preservar la fertilidad de mujeres con cáncer, actualmente se ha convertido en una opción para aquellas mujeres sanas que están en su mejor momento reproductivo pero que no pueden, o no quieren, convertirse en madres todavía por un sinfín de motivos sociales. La criopreservación permite paralizar la calidad de la fertilidad, programarla y retomarla en el momento en que se decida ser madre.

Deja un comentario