Sala de Prensa

La UR Vistahermosa realiza un estudio gratuito de tu reserva ovárica para que planifiques tu maternidad

Publicado en Sala de Prensa

Una ecografía determina el número de folículos que hay en los ovarios y con esa información elegir la forma más adecuada de preservar la fertilidad

El retraso de la maternidad en nuestra sociedad actual está incrementando los casos de infertilidad. La información sobre las nuevas técnicas de preservación de la fertilidad cobra un irrelevante valor para que el sueño de ser madre pueda cumplirse.

Los especialistas en reproducción asistida han comprobado que el termómetro de la edad no es el único a tener en cuenta para determinar las probabilidades de embarazo. También es importante especificar la capacidad ovárica, ya que el ritmo de pérdida de los óvulos es diferente en cada mujer.

“Saber con qué reserva de óvulos cuenta una mujer que desea ser madre ha supuesto un antes y un después para los expertos que trabajamos en el campo de la reproducción asistida”, asegura el director de la Unidad de Reproducción Vistahermosa, José López Gálvez. “Hasta hace poco tiempo lo único que teníamos claro es que con el avance de la edad, la fertilidad se reducía. Sin embargo, “con la realización de tratamientos de reproducción hemos observado que algunas mujeres responden muy bien y otras no, por lo que no es suficiente el centrarnos únicamente en la edad de la paciente”.

En este sentido, López Gálvez reivindica la importancia de conocer la reserva ovárica para elegir el momento de ser madre. “Determinar la reserva ovárica supone conocer el número de óvulos que se tiene, lo que facilita a la mujer programar su maternidad y optar por técnicas que le ofrezcan la posibilidad de tener hijos biológicos en el momento que tome la decisión de quedar embarazada”.

La ginecóloga en la Unidad de Reproducción Vistahermosa, Carmen Avilés, explica que “para conocer la reserva ovárica se realiza una ecografía vaginal el tercer día del ciclo, para determinar el número de folículos que hay en los ovarios y a partir de ahí calcular cuál es la reserva ovárica”. Esta ecografía puede completarse con un análisis de sangre para medir la denominada hormona antimulleriana, que segregan estos folículos. “Cuánto más alta es esta hormona, mayor es la reserva”.

Las pruebas para determinar la reserva ovárica son una buena opción para que la mujer pueda planificar su maternidad y optar, si ella lo estima, por congelar sus óvulos en caso de que quiera posponer su maternidad y no tenga una elevada reserva ovárica.

También para poder programar con mayores garantías de éxito un tratamiento de fertilidad. «A los médicos nos ayuda para calcular mejor la dosis de medicación y a la mujer para saber si su reserva es tan baja que aunque vaya a someterse a un tratamiento de reproducción asistida, este no tendrá resultado y es mejor recurrir a una donación de óvulos», señala López Gálvez. Y es que, según recuerda el responsable de la Unidad de Reproducción de la Clínica HLA Vistahermosa «con una reserva ovárica baja no se puede reclutar un número necesario de óvulos para un tratamiento».

Archivos Adjuntos

    Deja un comentario