Sala de Prensa

La congelación de gametos es la técnica más avanzada para preservar la maternidad

Publicado en Sala de Prensa

La Unidad de Reproducción Vistahermosa conserva intacta la calidad de óvulos y espermatozoides para que decidas el momento adecuado de formar una familia

Si una mujer quiere ser madre pero decide retrasar su maternidad por circunstancias personales, laborales o económicas debe congelar sus óvulos en edad fértil, entre los 25 y los 35 años. Asimismo, también se recomienda este procedimiento en ciertas circunstancias médicas, como es el caso pacientes jóvenes diagnosticados de cancer, enfermedades autoinmunes, trasplantes de médula ósea o endometriosis, cuyos tratamientos amenazan su fertilida. Otros casos son el de mujeres y hombres que no tienen pareja en edad fertil pero desean ser madres y padres en un futuro.

La congelación de gametos es la técnica más avanzada para preservar la maternidad con garantías, conservando toda la calidad de óvulos y espermatozoides. En el caso de los óvulos el procedimiento es similar a una fecundación in vitro.

Consiste en realizar una estimulación ovárica con el objetivo de producir varios óvulos en la misma ovulación. Estos óvulos se extraen a través de una punción folicular y se vitrifican, es decir, se congelan a una velocidad ultrarrápida con sustancias crioprotectoras, pasando de una temperatura de cultivo de 37º a una temperatura de criopreservación de -196º, conservándose en nitrógeno líquido todo el tiempo que se desee y manteniendo intactas las células para su uso posterior.

La principal ventaja de este proceso respecto a la congelación tradicional es que la rapidez de congelación evita la formación de cristales de hielo que pueden dañar el óvulo, obteniendo inmejorables resultados clínicos que rondan el 97%, similares a los ovocitos en fresco. Sin embargo la congelación lenta funciona perfectamente con los espermatozoides, ya que al ser células muy pequeñas y con poco volumen no pueden formar cristales que puedan perjudicar su estructrura interna.

Este revolucionario avance de la Medicina Reproductiva hoy día es posible decidir cuándo es el momento adecuado para formar una familia. “Investigación y alta tecnología dan respuesta a los problemas de infertilidad que presenta la sociedad actual”, asegura José López Gálvez, director de la Unidad de Reproducción Vistahermosa.

Según el especialista “hay que tener en cuenta que a partir de los 35 años la fertilidad desciende, y a partir de los 40, el 75% de los óvulos tiene alguna alteración genética, lo que aumenta en un 40% la probabilidad de aborto. Del mismo modo, la calidad del semen ha caído un 40% respecto a hace 10 años, tanto en concentración como en la movilidad. Por eso es fundamental conocer las alternativas que hoy existen y que permiten a una mujer utilizar sus propios óvulos, congelados en plena edad fertil, para ser madre en edad avanzada, con todas las garantías de que sus gametos están en perfecto estado con la preservando la misma calidad”.

Referencias en Prensa: Diario Información

Archivos Adjuntos

    Deja un comentario