Sala de Prensa

El genetista Joaquín Rueda expone en la Real Academia Nacional de Medicina el debate ético de aplicar la edición genómica en embriones

Publicado en Sala de Prensa

La utilización de esta revolucionaria técnica ha creado una compleja controversia en torno a las consecuencias de su aplicación en humanos

La edición genómica centró la última sesión extraordinaria de la Real Academia Nacional de Medicina, una técnica de ingeniería genética que está revolucionando la investigación biológica, en la que participó catedrático de Biología Celular de la Universidad Miguel Hernández y director del departamento de Genética de la Unidad de Reproducción HLA Vistahermosa, Joaquín Rueda.

Según explica el genetista “la edición genómica posibilita cambiar la estructura del material genético como si lo estuviéramos haciendo en un procesador de texto. Es decir, la capacidad de sustituir una secuencia de ADN errónea por otra correcta, con precisión y eficiencia”.

Dr. Rueda_ Edición Genómica_UR Vistahermosa_marzo 2016_webEste método, considerado como el logro científico más importante de 2015, se realiza con la denominada herramienta CRISPR, conocido popularmente como “bisturí molecular”, descubierto inicialmente por el científico alicantino Francisco Martínez Mojica, profesor de la Universidad de Alicante, y que fue el encargado de abrir esta reunión de científicos.

Joaquín Rueda resalta que se trata de una técnica sencilla que se puede llevar a cabo en cualquier laboratorio de biología molecular, aunque señala que de momento no se tiene resultados porque se encuentra en fase de experimentación práctica. Las aplicaciones en biomedicina se han realizado en la agricultura y en algunos animales, y se centran en varios campos como son la modificación de los virus para restarles agresividad; la manipulación de los genes responsables del desarrollo del cáncer o en enfermedades genéticas que se producen por mutaciones en ADN, para revertir dicha mutación.

Resulta especialmente relevante la aplicación de esta técnica en el campo de la Medicina Reproductiva, donde hay ya muchos experimentos que modifican los gametos y embriones para evitar la transmisión de algunas enfermedades hereditarias y mejorar su calidad. Según esto, afirma Rueda, “estamos hablando de mejorar genéticamente la raza humana, lo que supone un salto cualitativo muy importante en la investigación y puede tener consecuencias serias que han de ser debatidas por la sociedad. Ya ha habido dos grandes grupos científicos chinos que han manipulado con éxito el genoma en embriones humanos. En un caso para curar una enfermedad, y en el otro para mejorar la resistencia del embrión frente a infecciones”.

El genetista de las Unidades de Reproducción y Genética del Hospital Vistahermosa expuso en la sesión extraordinaria de la Real Academia de Medicina que “la manipulación o la edición del genoma en embriones crea una compleja controversia ética, ya que existen dos posturas: la de aquellos que quieren prohibir toda experimentación con humanos, hasta que se conozcan mejor las consecuencias y se tenga un consenso social; y la de quienes piensan que si tenemos las oportunidad de mejorar la salud humana hay que hacerlo”.

En este sentido Rueda hace hincapié en que hay que ir con mucho cuidado en la investigación en embriones hasta que se tenga una seguridad absoluta en la técnica y una aceptación social, “porque la aplicación de estas técnicas pueden provocar una importante desigualdad social”. “El peligro –añade- está en que la legislación y la percepción social varia en distintos países; en Europa la legislación impide este tipo de investigaciones en humanos, mientras que en EE.UU, China o México es más permisiva”.

Archivos Adjuntos

    Deja un comentario