Sala de Prensa

El cultivo blastocisto del embrión permite seleccionar embriones con alto potencial de implantación

Publicado en Sala de Prensa

La Unidad de Reproducción Vistahermosa ofrece esta técnica sin alterar el coste total del tratamiento para alcanzar mayores probabilidades de embarazo

Una alternativa para mejorar los resultados en fecundación in vitro consiste en prolongar el cultivo de los embriones durante un periodo de tiempo de 5-6 días, hasta el estadio de blatocisto, cuando se ha producido un proceso de diferenciación celular. Un cultivo más prolongado muestra una mayor información de los embriones, lo que facilita la selección de los mejores a transferir. “Este proceso nos permite sincronizar de una forma más fisiológica la receptividad de tu endometrio con el embrión Con esta técnica se consiguen tasas de embarazo a término por encima del 60%”, explica el embriólogo de la Unidad de Reproducción Vistahermosa, Juan Manuel Moreno.

Según Moreno en estos casos es recomendable la utilización de sistemas time-lapse que permiten analizar momento a momento la evolución embrionaria, sin necesidad de sacar los embriones del incubador y manteniendo las condiciones de cultivo sin ninguna alteración. “Generalmente durante el periodo prolongado de incubación se produce el bloqueo de algunos embriones que no serán capaces de llegar a blastocisto. De esta forma se consigue una selección de forma natural, pudiendo identificar los embriones más aptos y con un mayor potencial de desarrollar un embarazo evolutivo”.

Una de las ventajas de prolongar el cultivo de los embriones con el objetivo de obtener los de mayor potencial de implantación es poder realizar transferencias de un número menor de embriones, disminuyendo el riesgo de embarazo múltiple, asegura el responsable del Laboratorio de la Unidad de Reproducción.

El director de la Unidad de Reproducción Vistahermosa, José López Gálvez, manifiesta que “nuestro centro realiza esta técnica sin alterar el coste del tratamiento con el objetivo de aumentar la probabilidad de embarazo de la paciente, mientras que en otras clínicas de infertilidad, generalmente internacionales, tiene un elevado precio añadido al procedimiento”.

Los centros de reproducción utilizan esta técnica en casos en los que se han realizado transferencias de embriones de buena calidad y no se ha conseguido gestación; cuando se opta por transferir un único embrión y cuando se realiza un diagnóstico genético preimplantacional para el que hay que mantener el cultivo de los embriones para la obtención de los resultados.

La Unidad de Reproducción Vistahermosa de Alicante suma más de 35 años de experiencia en tratamientos de reproducción, realizando más de 1.500 procedimientos anuales, además de ser un centro docente universitario. Acudir a nosotros significa apostar por una asistencia de expertos con tecnología de vanguardia; supone elegir transparencia, calidad y profesionalidad con menores costes.

Archivos Adjuntos

    Deja un comentario